Estándares para bibliotecas de ciencias de la visión: revisión del 2014

Estándares para bibliotecas de ciencias de la visión: revisión del 2014

Kristin Motte, MS, C. Brooke Caldwell, MA, MSIS, Karen S. Lamson, MLS, Suzanne Ferimer, MSLS, MEd, y J. Chris Nims, MSLIS

ABSTRACTO

Objetivo:

Esta revisión de los “Standards for Vision Science Libraries” (En español, “Estándares para las Bibliotecas de Ciencias de la Visión”) pretende proveer puntos de referencia para abordar las necesidades de los servicios y recursos de las bibliotecas modernas de ciencias de la visión (académicas, médicas o de hospital, farmacéutica, y entre otras), las cuales comparten la esencia en su misión, están variadas por tipo y están localizadas a través del mundo

Métodos:

Mediante varias reuniones de discusión, encuestas a sus miembros y un proceso de revisión colaborativo, los estándares han sido actualizados por primera vez en más de una década.

Resultados:

Aunque los rangos de los tipos de bibliotecas que apoyan el servicio, educación e investigación en las ciencias de la visión son amplios, todas las bibliotecas, sin importar su tipo, comparten atributos en su esencia, siendo este el enfoque de los estándares.

Conclusión:

Los estándares actuales pueden y deben ser utilizados para ayudar a desarrollar nuevas bibliotecas de ciencias de la visión o expandir el crecimiento de las bibliotecas existentes, a su vez para asistir a los bibliotecarios de las ciencias de la visión en su trabajo al mejorar el servicio y recursos a sus usuarios.

La Asociación de Bibliotecarios de Ciencias de la Visión (AVSL, por sus siglas en inglés) – en la cual más de sus 150 miembros representan bibliotecas de oftalmología, optometría e industriales alrededor del mundo – ha definido los estándares para sus bibliotecas desde el 1976¹ˉ³.  La AVSL recomienda que las bibliotecas de la ciencia de la visión (VSL, por sus siglas en inglés) tengan por lo menos un miembro activo en la Asociación.  Los estándares para los servicios de biblioteca en esta área, que es bien especializada, han evolucionado debido al trabajo de los bibliotecarios quienes, desde el 1937, han desarrollado y refinado los estándares de sus bibliotecas⁴.  Los estándares aquí reportados reflejan los cambios que han ocurrido durante la década y media desde la publicación de la última edición de estos estándares.  Estos cambios incluyen recomendaciones de personal y tecnología, y se añade una sección dirigida al acceso de la información en línea.

La AVSL convocó un equipo de trabajo para primero evaluar si la revisión de los estándares era necesaria.  Tan pronto se estuvo de acuerdo de hacerlo, el equipo de trabajo condujo el proceso de la revisión, que incluyó cuestionarios entre sus miembros y reuniones para discutirlo en un lapso de dos años.

Los estándares pretenden proveer información cualitativa como lo es elegir al personal apropiado y el alcance de la colección, que pueden ser utilizados para evaluar las bibliotecas de ciencias de la visión existentes o a desarrollarse.  En adicción, estas bibliotecas deben reflejar el propósito y la misión de la institución a la que pertenecen y deben tener políticas que delineen las áreas que apoyen las necesidades de sus instituciones sobre la educación, investigación e información sobre el cuidado del paciente.

PERSONAL

Los requisitos del personal de las bibliotecas de la visión varían con el tipo de biblioteca: académica, clínica o industrial.  Sin importar el tipo de biblioteca, en los Estados Unidos, el miembro principal debe serlo un bibliotecario profesional a tiempo completo que tenga un grado de maestría de un programa acreditado por la Asociación de la Biblioteca Americana (ALA, por sus siglas en inglés).  Por cada bibliotecario profesional empleado se recomiendan dos empleados auxiliares a tiempo completo (FTE, por sus siglas en inglés)⁵.  El canal de comunicación varía dependiendo del tipo de biblioteca: el decano o jefe de la oficina de administración a cargo de los programas de educación, el decano de las bibliotecas o el administrador designado por el decano, el jefe de servicios de oftalmología/optometría, o el director de investigación y desarrollo.

Las responsabilidades de los bibliotecarios profesionales deben ser, en general, la calidad de la colección y los servicios.  En los materiales, que incluye la selección, adquisición, catalogación, mantenimiento y descarte.  En los servicios, que incluye proveer asistencia en las referencias utilizando materiales electrónicos e impresos, y la enseñanza en el uso de la biblioteca y todo recurso, sin importar su origen o formato, que está disponible a sus usuarios.

Administrativamente, el bibliotecario principal debe planificar, organizar y evaluar el trabajo hecho en la biblioteca.  Más importante aún, el bibliotecario principal debe establecer metas para el futuro de la biblioteca que cumpla con la misión de la institución, involucrando a las partes con interés.  Este bibliotecario es responsable por la comunicación de estas metas a los administradores de la organización.  En algunos casos, el bibliotecario principal debe ser responsable del desarrollo e implementación del presupuesto de la biblioteca y de la selección, entrenamiento y supervisión del personal de la biblioteca; promocionando buenas relaciones entre el personal y los clientes; y finalmente, mercadeando los servicios y recursos de la biblioteca dentro de la organización⁶.

Todos los bibliotecarios tienen que recibir desarrollo profesional continúo para mantenerse actualizado con los cambios que ocurran en su profesión.  Afiliación a organizaciones profesionales, asistencia a conferencias profesionales locales, regionales y nacionales; y participación en clases de educación continua o talleres, ayudarán a la ejecución profesional de los bibliotecarios y beneficiará sus instituciones.  El apoyo de la institución en los cargos por viaje y matrícula es crucial para mantener un nivel alto de los estándares⁷.  Esto incluye tener el personal adecuado que permita que la biblioteca funcione mientras los individuos están participando en actividades profesionales relevantes.

Las VSL deben ser responsable por su participación en asociaciones y creación de acuerdos, según necesario, con organizaciones locales, regionales y nacionales.  Esto beneficia la biblioteca al compartir recursos y servicios con otras bibliotecas.  Los organismos de acreditación buscan por esto cuando evalúan las bibliotecas.

La institución debe contar con que la biblioteca provea control de la circulación, préstamos inter bibliotecarios y seriados (electrónicos e impresos).  La institución debe también contar con que la biblioteca mantenga en orden sus colecciones, y a su vez asegurarse que todo el equipo de la biblioteca está en funcionamiento.  Los bibliotecarios deben trabajar de cerca con sus colegas del departamento de tecnología de información para asegurarse que las varias tecnologías funcionan óptimamente.

SERVICios

Las bibliotecas deben estar abiertas y con personal por lo menos cuarenta horas a la semana (y hay veces que más, dependiendo del tipo y las necesidades de la biblioteca) para asistir a sus usuarios.  Las bibliotecas deben proveer los siguientes servicios: circulación, referencias, materiales en reserva y préstamos inter bibliotecarios.  Otros servicios también puede proveerse, según sea necesario, como el manejar colecciones de archivo, servicios de medios educacionales y producción de póster científicos.

ALCANCE Y COBERTURA DE LA COLECCIÓN

Las colecciones deben reflejar el propósito, misión y organización administrativa de la institución.  Cada biblioteca debe tener una política de desarrollo de colección que demuestre el alcance y los niveles de colección que son necesarios para apoyar las necesidades de la institución sobre la educación, investigación e información del cuido de paciente.  Esta política ayuda a asegurar que la colección reúna los requisitos de los organismos acreditadores y los usuarios.

Las bibliotecas deben utilizar el sistema más superior de clasificación académica o médica de sus países como guías para definir el alcance de sus colecciones.

Encontrará recomendaciones más detalladas para establecer una colección en una biblioteca de ciencias de la visión en el documento AVSL Opening Day Book: Journal and Media Collection (En español, “Libro del Día de la Inauguración del AVSL: Colección de Revistas y Media”).  Este documento es actualizado periódicamente con revisiones completas aproximadamente cada tres años y está disponible en la página Web de la AVSL.

Imágenes que apoyan programas de enseñanza y residencia deben ser adquiridos digitalmente y es un rol de la biblioteca el seleccionar, adquirir y organizar estos materiales, y hacerlos disponibles.

TECnología

La biblioteca debe proveer acceso a sus usuarios a los recursos más apropiados, completos y actuales como lo es PubMed/MEDLINE, Visionet o VisionCite, y otras bases de datos y recursos que se ajustan al currículo y misión de la institución.  Al considerar contenido licenciado, el bibliotecario debe estar consciente de lo que es necesario para que estos recursos sean accesibles fuera del recinto o disponible para préstamos inter bibliotecarios.  Un estándar para todas las bibliotecas debe ser tener una página Web que ofrezca acceso a estos recursos, tutoriales básicos e información de contacto.

Las computadoras en la biblioteca son generalmente divididas entre las de acceso al público y las estaciones de trabajo del personal.  Véase la más reciente Educational Technology Guidelines for Schools and Colleges of Optometry  (En Español, “Las Directrices de Tecnología Educacional por las Escuelas y Colegios de Optometría”) de la Asociación de Escuelas y Colegios de Optometría (ASCO, por sus siglas en inglés) para especificaciones⁹.

Las VSL deben ser usuarios adeptos de la tecnología que sus bibliotecas proveen.  En particular, los bibliotecarios deben desarrollar habilidades de solución de problemas y aprender sobre las terminologías tecnológicas para mejor comunicarse con varias entidades de tecnología de informática dentro y fuera de sus instituciones.  Mientras que no una sola persona puede ser un experto en todo, las VSL deben poder encargarse de efectivamente manejar problemas sobre el acceso a los recursos, manejar problemas básicos de las computadoras, contribuir mediante herramientas de redes sociales, como lo son las listas de discusión y editar una página básica de la Web.

ACCESO EN LÍNEA A LA INFORMACIÓN

El ambiente digital del presente significa que las VSL deben estar bien instruidas en las bases de datos establecidas y en la tecnología actual, como son las tabletas.  También es una necesidad el uso de los medios sociales y la promoción.

La enseñanza puede ser mediante interacción uno a uno o presentaciones grupales.  Se recomienda material instruccional preparado para estas presentaciones.  A veces, una demostración en vivo no es posible y formatos alternos de la presentación pueden ser requeridos.  Para esas presentaciones, imágenes de búsquedas deben ser incluidas para dar a los clientes un exacto visual de la interfaz de búsqueda.  Cuando sea posible, estos folletos deben estar disponibles en línea.  Los bibliotecarios en bibliotecas académicas que trabajan con usuarios en buscar y efectivamente utilizar las colecciones de las bibliotecas deben consultar los estándares de competencia de la información (Information Literacy Competency Standards for Higher Education) de la Asociación de Bibliotecas de Colegios e Investigadoras (ACRL, por sus siglas en inglés)¹º.

Todos los bibliotecarios son alentados a mantenerse al día con las tecnologías emergentes.  Esto incluye nuevos dispositivos electrónicos que tienen el potencial de impactar las comunidades académicas y médicas, incluyendo aplicaciones para tabletas y teléfonos inteligentes (La AVSL mantiene una lista actualizada de las aplicaciones relevantes en su página Web).  Las VSL deben estar conscientes de los cambios tecnológicos para poder completamente satisfacer las necesidades de información de sus clientes.  Los bibliotecarios también deben considerar la presencia en línea de sus bibliotecas.  Esto incluye la página Web de la biblioteca, herramientas que hacen la colección accesible y perfiles en sitios de redes sociales populares.  La presencia en línea se debe mantener en un nivel alto de estándares profesionales en todo momento y estar en cumplimiento con las directrices de la institución.  La biblioteca debe establecer una política sobre las redes sociales para cualquier cuenta activa en estas.

La página de inicio de una biblioteca debe reflejar cabalmente su visión y servicios.  La localización, horario e información de contacto deben ser fácilmente localizados o establecidos en un enlace visible en la página de inicio.  Todos los recursos en línea deben estar lo más actualizados posible, incluyendo enlaces y materiales de enseñanza.  Las bases de datos y el acceso a recursos suscriptos de acceso al texto completo deben estar actualizados, particularmente cuando la cobertura de las suscripciones cambia.  A medida que más recursos solo se encuentran en línea, algunas bibliotecas pueden contratar un bibliotecario de recursos electrónicos para manejar esos aspectos tecnológicos.

espacio físico

Se recomienda que el personal auxiliar a tiempo completo tenga su propia estación de trabajo con computadora o laptop.  Los usuarios de la biblioteca deben tener acceso a laptops con conexión inalámbrica y/o estaciones de computadoras conectadas a la red.  Algunas bibliotecas también pueden prestar otros dispositivos móviles, como las tabletas.  La estructura de las estaciones de trabajo puede variar en cada biblioteca como resultado de la disponibilidad y configuración del espacio, cantidad de usuarios y el tipo de información que los usuarios aceden.

En las bibliotecas de los Estados Unidos muchas cosas determinan el requerimiento de espacio: el tipo de biblioteca, el horario de operación, políticas de circulación, el tipo de almacenamiento y la proximidad a otras bibliotecas.  La cantidad de asientos para la biblioteca se determina por la populación a la que sirve.  La cantidad recomendada de asientos para una populación a nivel graduado varía del 40% al 65% del total de estudiantes a tiempo completo¹¹.  Se recomienda una distribución de superficie para lectura de aproximadamente 10 pies cuadrados por persona y el espacio entre sillas debe ser de 15 pulgadas¹¹.

En el pasado, el estándar de crecimiento de espacio para almacenamiento recomendado era un mínimo de 10 años, con una preferencia de 20 años de crecimiento para las bibliotecas de Estados Unidos.  Cuando se busca espacio, debe encararse la necesidad de una colección de reserva, materiales de audiovisual y materiales de gran tamaño.  Un anaquel estándar mide 3 pies por 7 pies y aguanta 100 volúmenes encuadernados.  Permite 6 volúmenes por pie linear cuando se calcula el espacio necesario para sostener la colección¹¹.  Como las bibliotecas están optando por la suscripción a revistas y recursos electrónicos, este número puede cambiar en el futuro.

Estudios han señalado que los estudiantes que estudian en grupos pequeños son más exitosos¹².  Por tal razón, las bibliotecas académicas deben incorporar áreas de estudio, como los son los cuartos para estudios y áreas de conferencia.  Las bibliotecas también deben ser más flexibles en la configuración de espacio para estudio.

Líneas eléctricas adecuadas, toma de corrientes electrónicas, líneas de data, tomas de data y tecnología inalámbrica debe ser incluida en todo plan e instalación de biblioteca.  También se recomienda, un sistema de seguridad para prevenir el robo de material y equipo.

En las bibliotecas de los Estados Unidos, debe existir una medida de aproximadamente 145 pies cuadrados por empleado, incluyendo su estación de trabajo¹¹.  Estas bibliotecas deben cumplir con el Acta de Americanos con Discapacidades (ADA, por sus siglas inglés) respecto al espacio entre los anaqueles y otras reglamentos¹³.  El espacio de trabajo del personal no debe infringir con el espacio de los usuarios.

En bibliotecas pequeñas, el escritorio de circulación provee múltiples servicios como registrar la salida de libros, contestar preguntas de referencia, proveer acceso a los materiales de reserva, y proveer servicios de préstamos inter bibliotecario.  El escritorio de circulación debe estar localizado cerca de la entrada a la biblioteca.

PRESUPUESTO

El presupuesto para estas bibliotecas es afectado y determinado por el tipo de biblioteca, de manera general, es afectado por el tamaño del programa que le da servicio, el currículo, la cantidad y el tipo de investigaciones que lleva a cabo, la cantidad de clientes, el tamaño del personal de la biblioteca y la proximidad a otros recursos.

Los salarios y beneficios deben ser consistentes y comparables con los salarios en la región, y en la institución patrocinadora de la biblioteca para atraer y retener a personal competente¹⁴.  Es importante tener en cuenta que en algunos lugares los salarios de los bibliotecarios en bibliotecas de la salud y medicina son más altos que el de bibliotecarios en otras disciplinas.

El presupuesto de materiales para las bibliotecas debe cubrir la compra de libros, copias duplicadas de volúmenes con mucho uso, libros electrónicos, suscripciones a revistas, acceso a bases de datos y otros materiales electrónicos, audiovisuales y equipo, y computadoras con la tecnología y programas necesarios para apoyarlos.  En adición, el presupuesto debe incluir los costos de préstamo inter bibliotecario, facsímile, encuadernación, viajes del personal, membresías o educación, servicio telefónico, fotocopiadoras con sus suministros y servicio, cargos por el catálogo, sistema de seguridad, LibGuides (si se desea), otros programas y servicios en línea para hacer la colección accesible, suministros especializados para las bibliotecas y de oficina, franqueo, y cualquier otro gasto aplicable a las instituciones de manera individual.

En algunas bibliotecas, puede ser posible sufragar gastos cobrando por sacar copias y otros servicios.  Fondos pequeños para propósitos especiales mediante donaciones (a menudo, honoríficos) y donaciones mayores, pueden sufragar una porción de los gastos de la biblioteca.  A veces puede utilizarse una convocatoria de donadores para cubrir gastos, especialmente para aquellos fuera de la norma (oportunidades/problemas inesperados).

REFERENcias

  1. Association of Vision Science Librarians. Guidelines and standards for visual science libraries serving optometric institutions.J Optom Ed. 1976 Fall;2(3):8–15.
  2. Association of Vision Science Librarians. Standards for academic visual science libraries.Am J Optom Physiol Opt. 1986 Jul;63(7):559–66. [PubMed]
  3. Association of Vision Science Librarians. Standards for visual science libraries.Bull Med Lib Assoc. 2000 Jul;88(3):234–8. [PMC free article] [PubMed]
  4. Yast H. Standards for library service in institutions: B. in the health care setting.Lib Trends. 1972 Oct;21(2):267–85.
  5. Hitt S.Administration: personnel. In: Darling L, Bishop D, Colaianni LA, eds. Handbook of medical library practice. 4th ed. v.3. Chicago, IL: Medical Library Association; 1988. p. 291.
  6. Doyle JD, Wellik KE.Topics in management. In: Bandy MM, Dudden RF, eds. The Medical Library Association guide to managing health care libraries. 2nd ed. New York, NY: Neal-Schuman Publishers; 2011. pp. 35–62.
  7. Creth SD. The health information environment: a view of organizational and professional needs and priorities.Bull Med Lib Assoc. 1993 Oct;81(4):414–20. [PMC free article] [PubMed]
  8. Association of Vision Science Librarians. Home [Internet] The Association [cited 6 Jun 2014]. <http://www.lhl.uab.edu/avsl/>.
  9. Association of Schools and Colleges of Optometry. Educational technology guidelines for schools and colleges of optometry [Internet] The Association [cited 4 Dec 2013]. <http://dev.opted.org.php53-2.ord1-1.websitetestlink.com/files/EducationalTechnologyGuidelines.pdf>.
  10. Association of College & Research Libraries. Information literacy competency standards for higher education [Internet] The Association; 2000 [cited 4 Dec 2013]. <http://www.ala.org/acrl/standards/informationliteracycompetency>.
  11. Leighton PD, Weber DC.Planning academic and research library buildings. 2nd ed. Chicago, IL: American Library Association; 1986. p. 557, 153.
  12. Center for Teaching and Learning. Using groups in classes & encouraging study groups [Internet] The Center [cited 5 Dec 2013]. <http://teaching.berkeley.edu/using-groups-classes-encouraging-study-groups/>.
  13. Americans with Disabilities Act: accessibility guidelines, checklist for buildings and facilities.Vista, CA: BNI Building News; 1996.
  14. American Library Association-Allied Professional Association. Minimum salaries by state [Internet] The Associations [cited 5 Dec 2013]. <http://www.ala-apa.org/improving-salariesstatus/resources/minimum-salaries-by-state/>.

Artículos del Journal of the Medical Library Association (JMLA), son provistos por cortesía de la Medical Library Association